Nuevas oficinas de Tempus Informática

Que 2022 está siendo un año importante para Tempus informática es un hecho incuestionable en base a la cantidad de interfaces desarrollados para las marcas, las numerosas novedades que se están incorporando al Ecosistemas de Soluciones, la cantidad de instalaciones en nuevos concesionarios y la incorporación de más personas a los diferentes equipos de trabajo de la empresa.

Estas nuevas incorporaciones obligaban a adecuar las instalaciones, con el objetivo añadido de incrementar, aún más, los niveles de respuesta y calidad que ofrecemos a nuestros clientes. Estamos en una etapa tremendamente importante, intensa, pero contamos con el compromiso de todos los miembros que componen Tempus informática.

La ampliación de los espacios de trabajo era el paso necesario para conseguir los retos que nos marcamos día a día. Con las nuevas oficinas, situadas al lado de las originales, la capacidad aumenta en 150 metros cuadrados, ofreciendo múltiples posibilidades para una mejor organización y rendimientos. Los nuevos espacios de trabajo nos preparan para mejorar la calidad del servicio ofrecido. Una labor de la que se ocupan 16 profesionales y que ahora disponen con dos nuevos espacios de trabajo amplios, diáfanos y dotados de todas las comodidades.

Las nuevas oficinas, que son la respuesta organizativa al aumento de las exigencias de los concesionarios y los profesionales que en ellas trabajan, buscan acoger cómodamente a las sucesivas ampliaciones que ya están planificadas. Su estructura abierta ofrece espacio para los puestos individuales de trabajo, lugares de reunión para encuentros con clientes y un área para, si es necesario, comer y tomar un descanso.

Con esta ampliación se apuesta por el uso de las últimas tecnologías, añadiendo un valor añadido al esfuerzo individual y colectivo que todos los trabajadores aportan en su día a día. La empresa está en pleno periodo de expansión y era necesario dar respuesta a los cambios drásticos que se están produciendo. Los retos son muy ilusionantes y los nuevos espacios de trabajo nos ayudaran enormemente a superarlos.

La adopción de esas últimas tecnologías obedece, por un lado, a una búsqueda de las mejores condiciones de trabajo, que redunda en un aumento de la productividad, y por otro, a la adopción de la mayor seguridad posible para la salud de los trabajadores. Elementos como el sistema automatizado de intercambio de aire en las oficinas son un reflejo de esa búsqueda para preservar la salud.

La decisión de ofrecer un espacio abierto de trabajo obedece a una serie de ventajas:

  • Al no existir espacios cerrados, se promueve el intercambio de conocimientos e ideas.
  • Los últimos estudios sobre espacios de trabajo promueven la desaparición de las paredes para mejorar la organización como equipo.
  • La coordinación entre los que trabajan cerca, sin límites físicos, hace que las reacciones sean más rápidas y eficaces.

La forma de trabajo en pleno siglo XXI exige nuevos espacios y nuevas sinergias. Y las consecuencias de adaptar ese nuevo espacio de trabajo ya se está notando en los tiempos de respuesta al cliente y el aumento de la satisfacción en la atención recibida.